Artículos

Las Diez de Perspectivas 2015…

Primera vez en muchos, muchos años que las noticias sobre el entorno y las entrañas de nuestra industria son buenas

1. Sorprendente… Para el poquísimo tiempo de promoción que se le dio, la asistencia fue muy nutrida, al punto que tuvieron que sacar una mesa más para que nadie se quedara sin asiento. De entrada, es un éxito y seguramente más lo será cuando se revisen las cuentas.

 

2. Muchas aunque muy buenas… Fueron siete conferencias en un programa bastante apretado aunque, la verdad todas -excepto una que no vi- muy buenas. Hubo quienes dijeron que en algunos temas fueron reiterativos (¿A poco fue en los precios?) pero siempre es bueno contrastar los puntos de vista y las proyecciones de diferentes expertos. De todas formas, vi que varios no aguantamos el trajín y nos levantamos para estirar las piernas, enderezar la espalda o salir a fumar un cigarrito. Creo que sería mejor acortar el programa y así dejar a todos picados para una segunda Perspectivas a mediados del año. A como cambian las cosas, quizá no sería mala idea.

 

3. ¿Y el desayuno, Apá?… Todas las Perspectivas que recuerdo iniciaban con un desayuno y después de las crepas venían las conferencias. Ahora no hubo crepas aunque sí un bufet de pan dulce y bocadillos salados que cada quien se sirvió (bien para los que repiten). Esto en nada distrajo a los asistentes que entre bocado y bocado se fueron engullendo las cifras y los comentarios de los expositores, por fortuna ninguno que se les atorara en el pescuezo.

 

4. Pocos Transformadores… No audité las listas de asistencia pero en un conteo rápido me di cuenta que sólo uno de cada cinco –cuando más- eran fabricantes de plásticos. Creo que las causas son dos: La temática de las conferencias y los costos. Sólo dos de siete abordaron el tema de la producción de plásticos en Estados Unidos y en México cuando bien pudieron ser más y enfocadas a asuntos que seguramente serían del interés de los transformadores como la energía eléctrica o las industrias terminales que consumen plástico. Recuerdo que las Perspectivas con mayor afluencia de plastiqueros fueron aquellas donde no se cobró –gracias a patrocinios- y donde los proveedores invitaron a sus clientes.

 

5. En la economía bien y en los plásticos también… Entre Rina Quijada, Delia Paredes y su servidor entregamos buenas noticias en el campo económico, sobre la industria del plástico y sus mercados, tanto en 2014 como para 2015. Hacía mucho que no se daba una coincidencia en estos aspectos y eso es una buena noticia, aunque ahí empezó la danza de los precios pues se habló de los del petróleo, de la paridad, de la inflación y de otros precios a los que pocas veces les ponemos suficiente atención como los de la electricidad y, sobre todo, los precios de los productos plásticos transformados.

 

6. Las resinas, tema reiterado… Lo platiqué con algunos colegas tratando de convencerlos de que aún con la importancia que las resinas tienen para el transformador, son apenas un tercio de la ecuación total del plástico. Es bueno saber cómo están y podrán estar los balances de la oferta y demanda de las resinas en el mundo, en Estados Unidos, en América Latina e incluso en el Oriente Medio y China. Como cultura general está muy bien pero a los transformadores les debe interesar cómo están y estarán en México. Esto faltó…

 

7. Exportar es la clave… Bill Carteaux, presidente de la SPI, nos confió que el repunte de la transformación de plásticos en “los Estéits” es efecto directo del incremento en la actividad exportadora de los plastiqueros de allende el Bravo. Una lección que deberíamos tomar muy en cuenta en México aunque –dicho sea de paso- yo enfaticé que el crecimiento en las exportaciones de plásticos de nuestro país (11.2%) ha sido motor del crecimiento en la producción. Lo malo es que Bill lo dijo en inglés y yo en español. Cuestión de idioma, no de enfoques. Ojalá y le crean a Bill y empecemos a organizarnos como la SPI lo ha hecho.

 

8. El Tal Chéil vs el Sheik… Esteban Sagel de Wood McKenzie, a quien tuve la oportunidad de volver a saludar después de nuestros años en Chem Systems, nos dio una cátedra del efecto que ha tenido la reducción del precio del crudo en la competitividad de los productores de etileno en América y del resto del mundo. Su análisis es tan detallado y completo que no me alcanzarían varias Cartas al Industrial para describirlo. Lo que dejó muy claro es que las flamboyantes promesas del shale (oil & gas) se han visto disminuidas por las jugadas de ajedrez petrolero de los Shéiks árabes al punto de que en apenas tres meses, una ventaja de 800 dólares por tonelada a favor del “Chéil” se redujo a tan solo 350. Eso sí, los márgenes de los productores de resinas no ha caído de la misma manera…

 

9. Sobre el medio ambiente, sólo una mención… No dudo que las preocupaciones acerca de la disponibilidad de resinas y sus tendencias de precio sean muchas. Sin embargo, en los últimos seis años hemos visto cómo han proliferado los intentos de prohibición a los plásticos –y no me refiero a California o a NYC sino a Mexicalpán de las Tunas. Van a decir que “ya Chole” pero no puedo omitir que en 2014 aparecieron 11 nuevas iniciativas aztecas que afectarían a las bolsas, al EPS y al mismísimo PET. Y para colmo, en enero se sumaron dos. Lo preocupante es que estamos respondiendo con saliva y muy poco o nada con hechos. Más preocupante es que un número minimérrimo de empresas sean las que están dando la cara por toda la industria, mientras las demás planean sus viajes a Orlando o a San Antonio.

 

10. Buen balance, asignaturas pendientes… Las 14 Perspectivas en las que he participado desde 2001 han servido para dar un reporte sobre la situación que guarda nuestra industria, aunque de paso también para agitar las conciencias, mover los tapetes o de plano hacer reclamos muy puntuales a lo que estamos dejando de hacer. Estas tuvieron más buenas noticias que anuncios desalentadores. Está bien pero no deja de ser riesgoso. Si como camarones nos dormimos en nuestros laureles, acabaremos siendo un buen platillo de las circunstancias o de la inercia (nunca he probado los camarones al laurel). Si en tiempos de vacas flacas vale preocuparse, en los tiempos de las gordas (las vacas) hay que ocuparse.

 

En fin, que al final del día me siento complacido por las Perspectivas 2015 en las que tuve una vez más el privilegio de participar. El dolor de espalda, el ayuno, las mermas en mi capacidad de atención nada tienen que ver con el resultado final que fue realmente bueno.

 

Lo único que me repiquetea en la cabeza es que con tan buenos panoramas, se nos nuble la vista y no sólo no ganemos la Copa de Oro ni pasemos de la fase de grupos en la Copa América, o las Chivas con todo y Chepo (o los Pumas con todo y Memo) arrojen resultados nada gratos de modo que lleguemos al final del año jalándonos los cabellos porque “alguien se comió nuestro queso”…

 

Saludos cordiales,

 

Eduardo de la Tijera Coeto

 

PD: Café Plastitlán está ahora en los blogs de Tecnología del Plástico. Píquenle. Allá nos vemos…
PPD: Quienes no quieran recibir las Cartas al Industrial pueden solicitar que les retire de la Lista de Correos. No hard feelings…

Leave a Comment (0) ↓